Autor: José Rodolfo Anaya Larios

Editorial: UAQ

Primera edición, noviembre de 2003

ISBN: 968-845-267-X

$120.00

Autor: José Rodolfo Anaya Larios

Autor: José Rodolfo Anaya Larios

A Francisco Martínez Gudiño, escultor, retablista y arquitecto se le estaba debiendo un estudio detenido, pues sus aportaciones no se reducen a la pilastra nicho ornamental, dentro del barroco anástilo, que singularizó al barroco queretano de la segunda mitad del siglo XVIII, sino a su nuevo lenguaje, inusitado y provocativo en lo arquitectónico y en el ensamble de retablos dorados.

Martínez Gudiño, junto con Pedro José de Rojas y Mariano de las Casas, merece el apelativo de heresiarca, como ha propuesto el destacado historiados del arte Guillermo Tovar y de Teresa, para calificar a estos maestros dieciochescos, por la cantidad, variedad y complicada morfología de sus obras.

En este trabajo, se conjugan la investigación histórica y estética con el rescate archivístico y paleográfico de importantes documentos del artista: el inventario de bienes y su testamento. A través de éstos, conocemos más sobre su vida y muerte, sobre su obra e influencias, distinguibles ahora por la pequeña, pero rica biblioteca que poseía, acaso la más importante en el centro de la Nueva España, con tratados de arte, entre otros, de Borromini, Serlio, Fontana, Caramuel, Tosca, Palladio y fray Lorenzo de San Nicolás, y grabados de Falda y los Klauber.

Esta publicación destaca por el estudio introductorio de José Rodolfo Anaya Larios, especialista en arte virreinal e iconografía, y las versiones paleográficas de Alejandra Medina Medina, Martha Carreño López, Andrés Landaverde Rivera y del propio Anaya Larios, todos ellos fundadores del Departamento de Investigaciones Históricas de la Facultad de Filosofía.

De este modo, la Universidad Autónoma de Querétaro participa en el rescate del patrimonio cultural de los queretanos, como antes lo hizo con la serie de Documentos Inéditos para la Historia de Querétaro.